Saltar al contenido

Problemas de Ansiedad

Los trastornos de ansiedad son aquellos que se caracterizan por miedo excesivo y persistente, preocupación, ansiedad y trastornos conductuales relacionados. El miedo implica una respuesta emocional a una amenaza, ya sea real o aparente. La ansiedad implica la posibilidad de que surja una amenaza futura y puede ser totalmente anticipada y que en realidad no aparezca.

Según los últimos estudios, al menos un 18 % de la población sufre de algún tipo de problema de ansiedad.

Los diferentes problemas de ansiedad son:

  • Trastorno de ansiedad generalizada que se caracteriza por una preocupación excesiva por los acontecimientos cotidianos. Mientras que algo de estrés y preocupación son una parte normal e incluso común de la vida, el TAG implica una preocupación que es tan excesiva que interfiere con el bienestar y el funcionamiento de una persona.
  • La agorafobia se caracteriza por un miedo pronunciado a una amplia gama de lugares públicos. Las personas que experimentan este trastorno a menudo temen sufrir un ataque de pánico en un entorno donde la fuga puede ser difícil. Debido a este temor, las personas con agorafobia a menudo evitan situaciones que podrían desencadenar un ataque de ansiedad. En algunos casos, este comportamiento de evitación puede llegar a un punto en el que el individuo es incapaz de salir de su propia casa.
  • El trastorno de ansiedad social es un trastorno psicológico bastante común que involucra un miedo irracional a ser observado o juzgado. La ansiedad causada por este trastorno puede tener un impacto importante en la vida de una persona y dificultar el funcionamiento en la escuela, el trabajo y otros entornos sociales.
  • Las fobias específicas implican un miedo extremo a un objeto o situación específica en el medio ambiente. Algunos ejemplos de fobias específicas comunes incluyen el miedo a las arañas, el temor a las alturas o el miedo a las serpientes. Los cuatro tipos principales de fobias específicas involucran eventos naturales (inundaciones, truenos), médicos (procedimientos médicos, procedimientos dentales, equipo médico), animales (perros, serpientes, insectos), y situacionales (espacios pequeños, salir de casa, conducir). Cuando se enfrentan a un objeto o situación fóbica, las personas pueden experimentar náuseas, temblores, frecuencia cardíaca rápida e incluso miedo a morir.
  • El ataque de pánico es un trastorno psiquiátrico caracterizado por ataques de ansiedad muy intenso que aparecen de golpea inesperadamente y sin ninguna razon. Los pacientes suelen anticipar extremadamente, ya que las personas con trastorno de pánico a menudo experimentan ansiedad y preocupación sobre la posibilidad de tener otro ataque de pánico y no saben cuando aparecerá. Las personas pueden comenzar a evitar situaciones y entornos en los que se han producido ataques en el pasado o en el futuro. Esto puede crear limitaciones en muchas áreas de la vida diaria y dificultar llevar una vida normal.
  • El trastorno de ansiedad por separación es un tipo de trastorno de ansiedad que involucra una cantidad excesiva de miedo o ansiedad relacionada con estar separado alguna de las figuras de afecto que las persona tiene en su vida. La gente a menudo está familiarizada con la idea de la ansiedad de separación, ya que se relaciona con el miedo de los niños pequeños a estar separados de sus padres, pero los niños mayores y los adultos pueden experimentarlo también. Cuando los síntomas se vuelven tan severos que interfieren con el normal funcionamiento, el individuo puede ser diagnosticado con el trastorno de ansiedad por separación. Los síntomas implican un miedo extremo a estar lejos del cuidador o de la figura del apego. La persona que sufre estos síntomas puede evitar alejarse de su hogar, ir a la escuela o casarse para permanecer cerca de la figura del apego.