Saltar al contenido

Trastornos de la Personalidad

Los trastornos de la personalidad se definen por un patrón duradero de pensamientos, sentimientos y comportamientos inadaptados que pueden causar serios perjuicios a las relaciones y otras áreas de la vida.

Los tipos de trastornos de personalidad son:

  • El trastorno de la personalidad antisocial se caracteriza por un prolongado desprecio de las reglas, normas sociales y derechos de los demás. Las personas con este trastorno típicamente comienzan a mostrar síntomas durante la niñez, tienen dificultad para sentir empatía por los demás y carecen de remordimiento por sus conductas destructivas.
  • El trastorno de personalidad evitativo involucra una inhibición social severa y sensibilidad al rechazo. Tales sentimientos de inseguridad conducen a problemas significativos con la vida diaria y el funcionamiento del individuo.
  • El trastorno de personalidad limite se asocia con síntomas que incluyen inestabilidad emocional, relaciones interpersonales intensas e inestables, autoimagen inestable y comportamientos impulsivos.
  • El trastorno de personalidad dependiente implica un patrón crónico de temor a la separación y una necesidad excesiva de ser atendido. Las personas con este trastorno a menudo se involucran en comportamientos diseñados para producir acciones de cuidado en otras personas.
  • El trastorno de la personalidad histriónica se asocia con patrones de emocionalidad extrema y comportamientos que buscan atención. Las personas con esta afección se sienten incómodas en lugares donde no son el centro de atención, tienen emociones que cambian rápidamente y pueden participar en comportamientos socialmente inapropiados diseñados para atraer la atención de otros.
  • El trastorno de personalidad narcisista se asocia con un patrón duradero de autoimagen exagerada, egocentrismo y baja empatía. Las personas con esta afección tienden a estar más interesadas en sí mismas que en otras personas.
  • El trastorno esquizotípico de la personalidad presenta excentricidades en el habla, los comportamientos, la apariencia y el pensamiento. Las personas con esta afección pueden experimentar creencias extrañas o “pensamiento mágico” y dificultad para formar relaciones.
  • El trastorno de la personalidad obsesivo-compulsivo es un patrón generalizado de preocupación por el orden, el perfeccionismo, la inflexibilidad y el control mental e interpersonal. Esta es una afección diferente al trastorno obsesivo compulsivo obsesivo compulsivo (TOC).
  • El trastorno de personalidad paranoide se caracteriza por una desconfianza en los demás, incluso en la familia, los amigos y las parejas románticas. Las personas con este trastorno perciben otras intenciones como malignas, incluso sin ninguna evidencia o justificación.
  • El trastorno de personalidad esquizoide implica síntomas que incluyen estar separado de las relaciones sociales. Las personas con este trastorno se dirigen hacia sus vidas internas y a menudo son indiferentes a las relaciones. En general, muestran una falta de expresión emocional y pueden parecer fríos y distantes.

¿Qué es el trastorno de personalidad?

El trastorno de personalidad es un trastorno que afecta a las personas en diferentes aspectos, como en su motivación, en su comportamiento y en sus emociones. Y en general ocasionan problemas a la persona que lo sufre asi como a su circulo social, familiar y laboral. Es uno de los trastornos más graves, ya que dificulta enormemente la vida de las personas y les imposibilita poder llevar una vida normal.